Al principio, el repertorio se describía de forma más exacta como jazz popular, es decir, versiones de jazz de las populares piezas de repertorio de Gershwin y músicos por el estilo. Además de la batería, el bajo y las guitarras, la instrumentación pronto incluyó metales, los teclados y la flauta. Que no todos fueran especialmente expertos sólo era motivo de escasa inquietud; porque el aforismo de LRH estaba en práctica absoluta: Un artista debe practicar con su equipo hasta que se sienta seguro con él.

Al final, se determinaron un gran número de ejercicios para conseguir seguridad y pericia técnica. Algunos, para el desarrollo de esas destrezas básicas poseídas por cualquier músico competente, eran tradicionales; o eran variaciones de ejercicios tradicionales. Por ejemplo, recordaba el batería, “Él solía ejercitarnos implacablemente con metrónomos, lo que, claro, es un régimen estándar. Pero más que practicar sólo individualmente, él solía usar el metrónomo para infundir destrezas rítmicas al grupo como un todo”. A modo de ilustración, los músicos contaban que marcaban el ritmo con sus pies al compás firme de un metrónomo electrónico. El grupo continuaría dando toques ligeros al compás mientras el volumen del metrónomo iba bajando hasta que era inaudible. Después de dos o tres minutos, el volumen se volvía a subir, “y se esperaba que todo el grupo estuviera tocando el compás, exactamente sincronizado con el aparato electrónico: ni más rápido ni más lento, sino ¡exactamente!”

El punto fundamental: “Ronald era implacable recalcando los fundamentos al grupo como tal, hasta que los entendíamos, porque sin fundamentos no tienes arte”.

La afirmación fue crucial tanto para el éxito de los músicos como compañía, así como para el éxito de los artistas como individuos; había un dato absolutamente clave, tomado de su obra ARTE, que definía simplemente lo bueno que el músico, o cualquier artista, que para el caso es lo mismo, tiene que ser:

“Si miras o escuchas cualquier obra de arte, sólo hay una cosa a la que la audiencia casual responde en masa, y si tiene eso, entonces también lo verás como una obra de arte. Si no tiene eso, no lo verás.

“Entonces, ¿qué es eso?

“PERICIA TÉCNICA, EN SÍ MISMA, ADECUADA PARA PRODUCIR UN IMPACTO EMOCIONAL”.




L. Ronald Hubbard Site | L. Ronald Hubbard: El Fundador de Scientology | L. Ronald Hubbard: El Filántropo - El camino hacia la autoestima | L. Ronald Hubbard, El Filántropo - La Educación | L. Ronald Hubbard, Dianetics Letters | L. Ronald Hubbard, Literary Correspondence | L. Ronald Hubbard, Un Perfil | Tributos y Reconocimientos para L. Ronald Hubbard | L. Ronald Hubbard, Poet/Lyricist | L. Ronald Hubbard, El aventurero y explorador: Hazañas audaces y regiones desconocidas | Scientology Site | Dianeticá Site


© 1996-2005 Iglesia de Scientology Internacional. Todos los derechos reservados.

Para información sobre marcas registradas