El camino hacia la libertad, canción que da nombre al CD , en RealAudio. L. Ronald Hubbard cantando, “Gracias por escuchar.”

uesto que mucho de lo que L. Ronald Hubbard logró musicalmente dependió de las herramientas obtenidas de su desarrollo de Scientology, es sólo apropiado que su último álbum, inicialmente lanzado en 1986, constituyera una declaración musical de Scientology. Ese álbum en cuya grabación participaran talentos de Scientology tales como John Travolta, Julia Migenes y Chick Corea, se titula acertadamente El Camino hacia la Libertad.

Esencialmente música religiosa en estilo de Scientology El Camino hacia la Libertad representa la culminación de todo lo que Ronald iniciara como Creador de Música. El álbum ofrece diez composiciones suyas para transmitir verdades esenciales de Scientology con el objeto de lograr lo que él describiera como “un amplio conocimiento público de lo que significa Scientology”. Si el resultado no coincide inmediatamente con las ideas preconcebidas de la música devocional, es porque Scientology no requiere de devoción ciega. Sus verdades son evidentes por sí mismas y no constituyen un asunto de fe. El Camino hacia la Libertad pues, no predica; informa.

Medular en su mensaje está el dato de Scientology, fundamental en grado sumo, de que siendo seres inherentemente espirituales, nuestras capacidades reales exceden con mucho lo que persona alguna nos haya permitido creer. A este respecto y cuando se le ve vis-à-vis el himno tradicionalmente devocional y religioso, El Camino hacia la Libertad se convierte en una afirmación poderosa de quienes somos y de lo que potencialmente podemos lograr.

Un ejemplo que viene al caso es la canción “¿Por qué adorar la Muerte?” opuestamente al réquiem tradicional en donde la muerte es vista como una condena aterrorizante, la canción de Ronald “¿Por qué adorar la Muerte?” es alegremente desafiante. Después de todo, ¿qué puede significar el paso de un cuerpo para un ser espiritual que está absolutamente seguro de su propia inmortalidad? La muerte es, como lo proclama la canción, “un engaño, una cortina de olvido instalada como una obstrucción de la memoria”.

En la misma vena especialmente optimista se encuentran “Ríe un Poco” para recordarnos que nuestra alegría y bienestar están completamente en nuestro interior; y “Haz que Salga Bien” para recordarnos que ciertamente podemos triunfar sobre todas las barreras que nos presenta la vida. Se incluye también una explicación musical del código moral no religioso escrito por L. Ronald Hubbard El Camino a la Felicidad; y su perenne consejo contenido en su canción “Los buenos se liberan”:

“Trata de vivir una vida decente y honesta

Y encontrarás que con esta paz, los buenos se liberan”.

En contraste al típico “El ser preocupado" –drogado, acosado y obsesionado con la enfermedad– el título del disco es una celebración libre de lo que precisamente ofrece Scientology: el camino del descubrimiento de uno mismo en donde se encuentra que

“No eres tu mente ni cosas químicas, ni siquiera tienes una forma

Estás en una trampa de mentiras insensatas”.

Apropiadamente los ritmos emplean el ímpetu característico de LRH y sus melodías cuidadosamente compuestas se integran con un mensaje que efectivamente recapitulan tanto este álbum como su vida:

“Para ti no hay límite, el conocimiento es tu poder

Sigue la ruta de la auditación y sé de nuevo libre”.

La sección final, “Gracias por escuchar”, muestra una interpretación excepcional de L. Ronald Hubbard sin acompañamiento instrumental, descubierta póstumamente en un casete de demostración. Remezclada con acompañamiento musical, la canción se convierte en una coda no sólo digna del álbum mismo, sino de todo lo que Ronald tuvo que decir como Creador de Música.

“Gracias por escuchar, escribo sólo para ti”.





L. Ronald Hubbard Site | L. Ronald Hubbard: El Fundador de Scientology | L. Ronald Hubbard: El Filántropo - El camino hacia la autoestima | L. Ronald Hubbard, El Filántropo - La Educación | L. Ronald Hubbard, Dianetics Letters | L. Ronald Hubbard, Literary Correspondence | L. Ronald Hubbard, Un Perfil | Tributos y Reconocimientos para L. Ronald Hubbard | L. Ronald Hubbard, Poet/Lyricist | L. Ronald Hubbard, El aventurero y explorador: Hazañas audaces y regiones desconocidas | Scientology Site | Dianeticá Site


© 1996-2005 Iglesia de Scientology Internacional. Todos los derechos reservados.

Para información sobre marcas registradas