omo testimonio del amor de Ronald por la música y del alcance de su aprecio, contamos con su increíblemente extensa colección de grabaciones. Casi todo lo que tuvo importancia duradera, tiene un lugar en la colección musical de Ronald: de Mozart, Beethoven, Chopin, Brahms y Bach, a Miles Davis, John Coltrane, Bill Evans, Duke Ellington, Ella Fitzgerald y Billy Holliday. En términos de rock se encuentran a Pink Floyd, David Bowie, Earth, Wind and Fire, Michael Jackson, The Rolling Stones, The Beatles, Chicago, Deep Purple, Bob Dylan, Jimi Hendrix, Eagles, Elton John y Frank Zappa, por nombrar a algunos. En su estante internacional se encuentran sonidos de Rusia, del sureste de Asia, de Turquía, de las Indias Occidentales, de México, de Japón, de China, de España, de Portugal, de África, de Senegal, de Bali, de Mongolia y de la parte baja del Amazonas, entre otros países.

Un aficionado a las reproducciones musicales que ayudó a catalogar la colección, comentó: “Lo que me asombró, fue no sólo la cantidad de obras que hay en su colección sino su calidad. Por lo general, sencillamente no se ven tantas grabaciones famosas y ahora poco comunes en un solo lugar, entre ellas, uno de los primeros álbumes de Miles Davis que nunca había visto en ninguna colección de audiófilos”.

Sin embargo, el hecho es que Ronald no coleccionó los álbumes sólo por coleccionarlos, más bien, constituyeron la base de sus investigaciones, la ventana por la que observaba toda la música del mundo. Quienes estaban al alcance del oído de su oficina, siempre escuchaban la música de su muy avanzado sistema de audio. Y como se puede implicar, tenía una variada gama de gustos; desde los éxitos de los “Cuarenta Principales”, hasta madrigales renacentistas poco conocidos, desde el rock experimental, hasta la música pop de los 50. Además, siempre estaba grabando muestras y comentarios pertinentes para ayudar a transmitir ideas a los músicos de su estudio.

Por ejemplo, a finales de la década de 1970, para ampliar el alcance musical de los músicos que trabajaban en sus composiciones, LRH les mandó el equivalente a una enciclopedia de música de todo el mundo. Como recuerda uno de los músicos, en esa selección “había muestras de tipos de música de los que nunca habíamos oído hablar, ni siquiera sabíamos que existían”, entre ellos sonidos musicales poco conocidos con tambores de guerra de Mongolia, gongs de templos de Java y campanas de Bali. También incluyó descripciones concisas de cada tipo de música y una breve historia de la tradición. El punto es, añadió, “que Ronald lo usó todo”.




L. Ronald Hubbard Site | L. Ronald Hubbard: El Fundador de Scientology | L. Ronald Hubbard: El Filántropo - El camino hacia la autoestima | L. Ronald Hubbard, El Filántropo - La Educación | L. Ronald Hubbard, Dianetics Letters | L. Ronald Hubbard, Literary Correspondence | L. Ronald Hubbard, Un Perfil | Tributos y Reconocimientos para L. Ronald Hubbard | L. Ronald Hubbard, Poet/Lyricist | L. Ronald Hubbard, El aventurero y explorador: Hazañas audaces y regiones desconocidas | Scientology Site | Dianeticá Site


© 1996-2005 Iglesia de Scientology Internacional. Todos los derechos reservados.

Para información sobre marcas registradas