O HAY PRÁCTICAMENTE UNA MÚSICA PRIMITIVA QUE NO CUENTE UNA HISTORIA. NO SON LAS PALABRAS LAS QUE CUENTAN LA HISTORIA.

 

 

 

Una característica de L. Ronald Hubbard es que antes de empezar a trabajar con cualquier forma de expresión musical, la investigaba hasta los tuétanos. Por ejemplo, en 1978 investigó la música y el teatro. La “madre de la danza moderna”, Martha Graham, tocó este tema de forma vaga, pero es obvio que la relación entre estas formas de arte es muy antigua. Sin embargo, no fue sino hasta que Ronald examinó este tema en 1978, que la música y el teatro se revelaran de forma tan concisa como un barómetro de la cultura en general.

l verdadero origen de la música y el teatro es muy interesante. Estas formas de arte se pueden entender mejor si se estudian sus orígenes.

La música y el teatro empezaron con las tribus primitivas. En una sociedad cazadora, una sociedad de tipo muy básico, los cazadores salían a buscar carne para la tribu. Pasaban mucho tiempo en los bosques, golpeando a los venados en la cabeza, teniendo que zambullirse en ríos helados y teniendo que luchar a pecho descubierto con leones y todo eso, mientras los demás miembros de la tribu se quedaban tranquilamente en casa. En ocasiones, el resto de la tribu más bien se quejaba de la escasez de carne y los cazadores, al no recibir el reconocimiento debido, decidieron traer la caza a la aldea. Empezaron con una historia muy primitiva y muy elemental de la cacería del día. Esta gente no era muy propensa a comunicarse de manera verbal o por medio de la música, así que representaban la historia de la cacería haciendo que uno de los cazadores corriera por ahí con las manos sobre la cabeza, haciendo el papel de venado, mientras otro le perseguía y le golpeaba con un mazo o algo así.

Con el paso del tiempo, este tipo de representación llegó a un punto en que cualquier tribu o cultura dada, usaba pieles curtidas, tocados y armas simuladas. Entonces, quizá por el ruido de sus palos al hacer que el animal saliera de los arbustos, estos cazadores tuvieron la idea de que el ritmo tenía que ver con esto. Se hicieron más dramáticos y empezaron a introducir ciertas hazañas estándar en cierto tipo estándar de danza con trajes y ritmos estándar. Pero a lo largo de todo el tiempo estuvieron trabajando siempre con el mismo propósito: hacer que los habitantes de la aldea se percataran de los cazadores y se interesaran en ellos.



RABAJAMOS EN UNA CULTURA
QUE YA ESTÁ MUY DEGRADADA EN
EL ÁREA DE LAS ARTES.
LO ÚNICO QUE DEBEMOS HACER,
ES MANTENER UNA TRADICIÓN ARTÍSTICA
ASCENDENTE, Y NUESTRO ALCANCE SERÁ GRANDE.


A partir de esta base, quienes llevaban a cabo otras actividades de la aldea, empezaron a dramatizar la carga de sus trabajos. Al estudiar la música primitiva, se encontrará que casi siempre narra una historia. Con el desarrollo de las sociedades agrícolas, surgieron canciones sobre la siembra, y la música y el teatro avanzaron a partir de entonces. Los pueblos tenían danzas y esas danzas tenían diversos ritmos que las acompañaban. Al final, la sociedad desarrolló todo un repertorio de música y teatro, peculiar a esa tribu o a esa cultura.

Teniendo en cuenta el origen de la música y del teatro, de hecho, se puede trazar el curso de un arte. Cuando una cultura empieza a ir muy mal y a degradarse —cuando empieza a castigar a quienes producen para ella y a premiar a los que no producen— la música y el teatro pierden su curso. Esas artes ya no están orientadas en una dirección definida, y empiezan a dejar de expresar historias. El teatro de una cultura de este tipo empieza a deificar aspectos con los que no debería tener nada que ver. Al examinar el teatro de una cultura que se está degradando, las aspiraciones y la esperanza empiezan a desaparecer, lo mismo que el heroísmo y la caballerosidad; todo esto se hunde.

El estado de una cultura no se puede juzgar por sus avances técnicos. Durante la Edad de Oro de Grecia, cuando hicieron todas sus bellas esculturas y el país estaba en la cumbre del logro artístico, a Grecia ya se le estaba hundiendo el terreno bajo sus pies y, en realidad, no le quedaban muchas más décadas de existencia. Así que con frecuencia, el avance técnico puede seguir adelante, mientras que la putrefacción ya ha empezado a asentarse en la cultura.

Normalmente, los que están encargados de las artes son quienes las degradan con más rapidez que nadie, y de hecho, instruirán a la sociedad en esa dirección. Entonces, de pronto, alguien hace una película como: “La Guerra de las Galaxias”, donde todo es heroico y lleno de aventura, y la película tiene unas ganancias de 200 millones de dólares. Esto sucede porque la gente todavía tiene chispas de creatividad y está más deseosa de seguir a éstos que a los que dicen “no queda ninguna esperanza y todo se ha degradado y todos deberíamos estar tomando drogas”.

Así puedes ver que si las artes estuvieran al tanto de lo que sucede, tal vez la sociedad descubriría que no es tan tarde como cree.

Ese es el factor con que trabajamos; trabajamos en una cultura que ya está muy degradada en el área de las artes. Lo único que debemos hacer, es mantener una tradición artística ascendente, y nuestro alcance será grande.



Ambas fotografías tomadas por L. Ronald Hubbard

L. Ronald Hubbard Site | L. Ronald Hubbard: El Fundador de Scientology | L. Ronald Hubbard: El Filántropo - El camino hacia la autoestima | L. Ronald Hubbard, El Filántropo - La Educación | L. Ronald Hubbard, Dianetics Letters | L. Ronald Hubbard, Literary Correspondence | L. Ronald Hubbard, Un Perfil | Tributos y Reconocimientos para L. Ronald Hubbard | L. Ronald Hubbard, Poet/Lyricist | L. Ronald Hubbard, El aventurero y explorador: Hazañas audaces y regiones desconocidas | Scientology Site | Dianeticá Site


© 1996-2005 Iglesia de Scientology Internacional. Todos los derechos reservados.

Para información sobre marcas registradas