onstruido en 1985, el Estudio de Música de L. Ronald Hubbard refleja los estándares específicos de Ronald para lo que él visualizara como el ambiente perfecto de grabación. El resultado es un estudio que indiscutiblemente ofrece la instalación de grabación más fina del mundo. Desde el diseño físico hasta la configuración del equipo y los estándares de instalación; desde un diseño acústico que permite la reproducción de cualidades exactas del sonido hasta la consola mezcladora más fina del mundo. El Estudio de Ronald goza de una reputación sin parangón en lo que se refiere a fidelidad técnica.

Intrínseco a esa fidelidad hay un diseño que permite capturar perfectamente el sonido preciso de cualquier voz o instrumento sin alteración. O dicho de otra manera, cualquier cosa que sea capaz de hacer el intérprete será grabada con pureza y exactitud.

Una gran parte de lo que produce esa pureza y exactitud en el sonido se debe al descubrimiento de Ronald –y fue el primero y el único en discernir el hecho– de que el sonido no tiene longitudes de onda; el sonido simplemente tiene vibraciones. Consecuentemente una buena cantidad del diseño acústico avanzado padece de un concepto generalmente malentendido en cuanto a cómo se comporta el sonido precisamente. En contraste, el Estudio de L. Ronald Hubbard ofrece un ambiente de audio que es literalmente perfecto. El estudio además está diseñado como una “edificación dentro de otra edificación”, con cada cuarto “flotando” sobre su propia losa de cemento, (repleto de paredes separadas y techo) para asegurar que no haya ninguna transmisión de sonido durante la grabación.

Como una expresión de lo que justamente significa todo esto en términos de calidad está lo que ha declarado el legendario ingeniero acústico Paul S. Veneklasen. “Dicho en forma simple” proclamó Veneklasen, “este estudio es el mejor que he visto a lo largo de mis cincuenta años en el campo de la grabación de sonido, ¡Es, sin excepción, el mejor!”

Una vez que el sonido está grabado, el Estudio de L. Ronald Hubbard provee al artista con otra herramienta que es, de manera bastante simple, la mejor en el mundo: la consola mezcladora George Massenburg, hecha a mano. Una de las tres únicas que jamás se hayan construido, la consola mezcladora Massenburg ha llegado a ser una pieza de equipo legendaria; fue una de las primeras consolas mezcladoras totalmente automatizadas por computadora y la que pertenece a Ronald es la más grande de esas tres. Hoy en día se le ha llegado a conocer como la consola mezcladora N°1 en todo el mundo, tenazmente solicitada por los estudios por doquier ya que no tiene igual.




L. Ronald Hubbard Site | L. Ronald Hubbard: El Fundador de Scientology | L. Ronald Hubbard: El Filántropo - El camino hacia la autoestima | L. Ronald Hubbard, El Filántropo - La Educación | L. Ronald Hubbard, Dianetics Letters | L. Ronald Hubbard, Literary Correspondence | L. Ronald Hubbard, Un Perfil | Tributos y Reconocimientos para L. Ronald Hubbard | L. Ronald Hubbard, Poet/Lyricist | L. Ronald Hubbard, El aventurero y explorador: Hazañas audaces y regiones desconocidas | Scientology Site | Dianeticá Site


© 1996-2005 Iglesia de Scientology Internacional. Todos los derechos reservados.

Para información sobre marcas registradas